Ecuador, 26 de Junio de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

Navidad sin abrazos: ¿qué hacer para que los adultos mayores no se pongan tristes?

Navidad sin abrazos: ¿qué hacer para que los adultos mayores no se pongan tristes?
John W. Guevara
23 de diciembre de 2020 - 00:00 - Vanessa Hervás

“Este tiempo de confinamiento se ha convertido en un letargo difícil de superar. No se puede ignorar que el cariño es como un bálsamo que cubre casi todas tus necesidades. Para todos nosotros, que aún no podemos salir a abrazar, a mirar a los ojos de los que amamos, solo podemos desear que esto pase pronto. Pero creo que entendemos que cuando hay amor, no caben las ausencias”.

Martha Novoa, 71 años. Son fuertes. Seguramente la pandemia no es el capítulo más difícil que han tenido que superar, pero sí uno en el que se han sentido solos, temerosos y vulnerables. Los adultos mayores tienen claro que son una población de riesgo en esta emergencia sanitaria y han entendido que el distanciamiento social era la mejor estrategia para cuidarles. 

Las festividades pueden traer consigo sentimientos de tristeza y nostalgia a personas de todas las edades; pero en tiempos de pandemia, los adultos mayores son los más propensos a padecer desequilibrios anímicos. 

Sin embargo, tras nueve meses de confinamiento llegó diciembre y con él la angustia de no poder compartir las fechas especiales con la familia. “Será una Navidad diferente debido a la pandemia, extrañaremos a cada uno de los nuestros pero debemos dar gracias a Dios de tener salud y vida. Ya vendrá el momento de reencontrarnos y darnos un fuerte abrazo” dijo Martha Silva de 68 años. El psicólogo Mauricio Batallas recordó que este grupo poblacional es de los más propensos a desarrollar trastornos del estado de ánimo y avanzar hacia la depresión es más probable en épocas como ésta. 


“Sus relaciones sociales se han dañado, se sienten aislados y cuando nos sentimos así tendemos a entristecernos. Les hace falta la interacción cotidiana, abrazar a sus nietos y a sus parientes”. Por ello recomendó prestar especial atención a nuestros abuelitos, sobre todo a sus rutinas: si duermen más o menos de los habitual, su apetito y su higiene personal; pero además, si están irrita

bles, negativos o tienden a llorar con facilidad. A estos signos de alarma, el psiquiatra Luis Arocha Mariño agrega el observar sentimientos opuestos como el que estén muy eufóricos y exageren sus emociones. Esto, a criterio del experto, es porque a su edad las personas mayores se esfuerzan por no preocupar a sus seres queridos; el problema es que al disfrazar lo que realmente sienten, pueden enfermarse y esto les hace aún más vulnerables al coronavirus. Estos cuadros deben ser tratados de manera urgente con un especialista.

Judith Vásconez, una abuelita a quien consultamos sobre sus sentimientos dijo: “la Navidad es una fecha de compartir con todos nuestros seres queridos pero este año lamentablemente no es posible. Que estemos con salud me da tranquilidad, felicidad y paz”. Quizás sea inevitable que la tristeza esté presente en muchos hogares en la Noche Buena ya que cientos de vidas se han perdido a causa del covid-19; pero también habrá esperanza, más aún si se respetan los protocolos que ya conocemos.

Arocha, quien también es un adulto mayor, dijo que él mismo ha tenido tiempo para familiarizarse con la virtualidad y que compartir la cena bajo esta modalidad es una buena opción: “la misma reunión pero tú en tu casa y yo en la mía” bromeó. De su lado, Batallas sugirió retomar las antiguas formas de comunicarnos. Que los adultos mayores reciban una carta o una tarjeta escrita mano seguro será para ellos una invaluable muestra de amor que podrán leer y releer cada vez que se sientan acongojados. (I)

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media