Ecuador, 27 de Junio de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

WikiLeaks ha sorteado bloqueo financiero y “es más fuerte”

WikiLeaks ha sorteado bloqueo financiero y “es más fuerte”
17 de mayo de 2013 - 00:00

El fundador del portal WikiLeaks, Julian Assange, refugiado en la embajada de Ecuador en Londres, aseguró el miércoles -a través de una teleconferencia con Montevideo- que su organización es cada vez “más fuerte” y que gracias al apoyo internacional sobrevive al bloqueo bancario impuesto por EE.UU..

“Si bien hemos batallado tres años con este bloqueo bancario, y esto nos resulta muy difícil, por supuesto con todas las búsquedas, todos los procedimientos, la organización es más fuerte hoy que lo que era hace dos años”, reflexionó Assange ante más de un centenar de personas que participaron de la charla sobre su último libro “Criptopunks. La libertad y el futuro de Internet”.

“La gente comienza a comprender que hemos sufrido. Ahora tenemos el apoyo muy fuerte de la mayor parte de América Latina; las cortes europeas están laudando a nuestro favor gradualmente, estamos atravesando este bloqueo bancario”, agregó el activista sobre el bloqueo que las principales tarjetas de crédito impusieron a la organización.

Assange, que intenta impedir que Londres lo extradite a Suecia por un caso de presunta violación y agresión sexual, dijo que están “ganando” lo “que el Pentágono definió como la batalla, la batalla por la revelación de la muerte de cientos de miles de personas y el poder del Departamento de Estado en todo el mundo”.

Assange explicó que la infraestructura de Internet dirige “gran parte del tráfico” desde y hacia América Latina a través de cables de fibra óptica que físicamente pasan por EE.UU. Recordó que EE.UU. ha transgredido su propia ley sin ningún tipo de escrúpulos al interceptar estas líneas con el fin de “espiar a sus propios ciudadanos”.

Para el australiano existe una grave amenaza a la privacidad con el inmenso poder de  Google o Facebook. En su opinión, es necesario que los países de América Latina “impulsen su industria de software” y recomendó encriptar cualquier mensaje que se envía a través de Internet, por trivial que sea. En ese sentido alentó la decisión del gobierno uruguayo de utilizar software libre en sus organizaciones.

Assange agradeció a Ecuador y al presidente Rafael Correa por haberle dado asilo político en agosto de 2012 y resaltó el apoyo que recibió de toda la región. “La independencia de América Latina ha avanzado mucho en estos años, era difícil imaginar que una nación de tamaño mediano de América Latina hace diez años podría haberse hecho cargo y haber hecho una movida tan correcta para defender los niveles de derechos humanos”, expresó.

Assange recordó que en agosto del 2012, cuando las fuerzas británicas rodearon la embajada del país Latinoamericano en Reino Unido, “los gobiernos de América Latina se plantaron para defender mis derechos y los de Ecuador, incluyendo Uruguay”.

El activista llamó  a los uruguayos a colaborar con WikiLeaks, y leyó un cable enviado por un embajador de Estados Unidos en el que se afirmaba que no pasaría nada si Uruguay fuese destruido.

ACUSADORA DE ASSANGE DENUNCIA PERSECUCIÓN

Una de las dos mujeres suecas que acusan al fundador del portal WikiLeaks, Julian Assange, de agresión sexual, ha denunciado que fue perseguida y amenazada supuestamente después de que los hechos salieron a la luz en agosto de 2010.  

La prensa sueca se hizo eco  de un artículo publicado hace semanas en el blog de esta mujer, cuya identidad permanece protegida por los tribunales a pesar de que es conocida públicamente, en el que, hablando de otro tema, alude a una agresión sufrida hace tres años, coincidiendo con el episodio de Assange en Suecia.

“Antiguos compañeros de ideas, enemigos políticos, antifeministas, antisemitas, los amigos del hombre y su madre decidieron enseguida que era algo oscuro, que yo mentía, que el autor era inocente”, escribe la mujer en un artículo cuyo contenido no había sido difundido por la prensa sueca.

La mujer habla de un “gigantesco tribunal popular con jueces anónimos” y denuncia manipulaciones de declaraciones para hacerla parecer culpable, aunque asegura que también tuvo respaldos.

“Sin los primeros que me apoyaron, no sé qué habría ocurrido. Quizás alguien habría llevado a cabo alguna de las amenazas que recibí, quizás habría tenido que cambiar de nombre y residencia”, escribe en su blog la mujer, quien asegura que “durante unos pocos meses” tuvo que “esconderse bajo tierra”.

Assange permanece refugiado desde hace casi un año en la embajada ecuatoriana en Londres para evitar ser extraditado a Suecia, donde es sospechoso de cuatro delitos sexuales contra dos mujeres. Efe

Contenido externo patrocinado