En El Pelado además de un paisaje hermoso hay contaminación

23 de abril de 2019 16:14

El camino de tierra: lodo en invierno y nubes de polvo en verano, frena el afán explorador de los turistas. Pocos se atreven a ensuciar sus vehículos para llegar hasta  ese hermoso paraje, que en las décadas de los 80 y 90 era el estudio de producción de revistas y canales de televisión. Aquí, en El Pelado, se armaban entonces las mejores portadas o especiales de TV: con grandes olas, mar bravo, arena y acantilados.

La playa de El Pelado es un rincón abandonado a su suerte en el cantón Playas. El camino de acceso está lleno de basura y escombros, y la playa  saturada con troncos, ramas y, sobre todo, plástico contaminante que llega con las olas y que nadie recoge.

Durante el feriado de Semana Santa hubo muchos turistas. Los dependientes del único restaurante, rústico e improvisado, arrinconaron parte de la basura y agenciosamente la quemaron para dar una mejor impresión a los turistas.  

Un grupo de visitantes avanza un poco más lejos, donde hay menos gente, menos parlantes de vehículos resonando. Instalan su sombrilla, abren las sillas plegables, ubican la hielera en la sombra y se remueven las camisetas y sandalias para lanzarse al agua. Luego de pocos minutos regresan y notan que sus pies están contaminados: una sustancia negra y gelatinosa mancha su piel.

Parece brea, plástico derretido, pero no lo es, aunque el incandescente sol de las 14:00 de la tarde del Sábado de Gloria parece que fuera a derretirlo todo. Esa sustancia negra y viscosa es hidrocarburo.

Los jóvenes se alarman y buscan el lugar donde pisaron aquello. La sorpresa es enorme. Todo el sector está contaminado con esa sustancia negra y viscosa. Da la impresión de que con el calor, el hidrocarburo emerge sobre la arena.

Remover ese contaminante de los pies no es fácil, hacen falta paños húmedos y mucha fuerza, además de jabón, mucho jabón, y un cepillo. El Pelado es hábitat de garzas blancas y rosadas, gaviotas, fragatas, pelícanos, albatros, cormoranes y muchas otras especies.

Queda la interrogante: ¿cómo hacen los animales cuyo hábitat es ese para limpiar sus patas cuando pisan el hidrocarburo, o sus picos cuando hurgan en la arena para buscar sus alimentos? (I)

Contenido externo patrocinado