Banano de exportación tendrá nuevo esquema de precios para 2021

- 28 de octubre de 2020 - 10:15
Archivo/El Telégrafo

La decisión se adoptó luego de que, como todos los años, productores y exportadores de la fruta no llegaron a un acuerdo. Los precios diferenciados dependerán de las temporadas.

Un mecanismo de cuatro precios mínimos de sustentación para la caja de banano 22 XU para el año 2021, estableció el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG). Así lo anunció este miércoles 28 de octubre la cartera de Estado, para poner fin al debate entre productores y exportadores, así como para superar problemas como ocurrió este año debido a la pandemia.

El esquema de precios mínimos de sustentación quedó establecido de la siguiente forma: de la semana 1 hasta la 16: $ 6,60; de la semana 17 hasta la 32: $ 6,20; de la semana 33 hasta la 42, $ 4,50; y finalmente, de la semana 43 hasta la 52, $6,40.

Según el MAG, este modelo diferenciado permitirá a los productores enfrentar de mejor manera las fluctuaciones naturales de oferta y demanda,  obtener más ingresos cuando su producción es más alta y afrontar de mejor manera la caída normal de demanda que ocurre de junio a octubre de cada año, y prepararse para la mayor venta y producción que tiene lugar de noviembre a mayo.

Ecuador, de manera natural por su ubicación geográfica, concentra la mayor producción de fruta en el primer semestre y es una ventaja comparativa.

Este esquema de precios incluye un incentivo para pequeños y medianos productores organizados que consiste en un fondo de apoyo para impulsar el Plan de Productividad para los próximos 3 años.

Dentro de este plan se incluye la subvención de tasas de interés para capital de trabajo y descuentos para la compra de fertilizantes y fitosanitarios, así como para la inversión en renovación de plantaciones y adquisición de sistemas de riego.

El objetivo es ayudar a mantener fincas en buen estado y lograr una producción óptima, teniendo un permanente enfoque en mejoras de productividad. La compensación está dirigida a los productores de hasta 50 hectáreas, y se aplica también a quienes están asociados de manera formal.

El esquema también permite la firma de contratos con el precio promedio ponderado anual equivalente al precio mínimo de sustentación de $ 6,25.

En otro aspecto, eesde inicios de octubre los productores tienen la posibilidad de incorporarse al proceso de regularización para que puedan alcanzar otros beneficios como el acceso a las Buenas Prácticas Agrícolas (BPA), lo que les generará incentivos tributarios y para asociaciones de productores la gratuidad de los servicios de laboratorio de análisis de residuos y la Certificación BPA.

El esquema propuesto está enfocado en enfrentar de mejor forma un escenario de incertidumbre provocado por posibles rebrotes de covid-19 que pueden seguir afectando a los mercados internacionales.

El sector bananero ecuatoriano se ha enfrentado en los últimos dos años a problemas como el 2019, la llegada del hongo del Fusarium raza 4 a América Latina que representa una amenaza latente, y en el 2020 el covid-19.

La pandemia cambió la dinámica de la demanda en los países consumidores, causó dificultades logísticas para el traslado de la fruta, y afectó el flujo de pagos de toda la cadena. A esas condiciones se suma el comportamiento de la producción de los competidores directos del banano ecuatoriano. (I)

Medios Públicos EP