Un operador del exterior podría manejar Casa Tosi

21 de junio de 2013 00:00

El cierre del local de Casa Tosi ubicado en el Mall del Sur estaba previsto por la anterior administración del almacén ya que no era rentable seguir abriendo sus puertas, según el liquidador del Banco Territorial, Carlos Espinoza. La nueva administración de Casa Tosi, liderada desde la semana pasada por el gerente Xavier Freire Alprecht,  tiene como objetivo reactivar económicamente el almacén.

Desde el primero de abril de este año la cadena comercial Casa Tosi pasó a manos del Estado ecuatoriano, luego de que la Superintendencia de Bancos y Seguros (SBS) determinara que formaba parte de las propiedades de Francesco Zunino Anda, dueño del Banco Territorial, cuyas operaciones fueron suspendidas el pasado 18 de marzo por insolvencia. “Las ganancias del negocio bajaron. El concepto de Casa Tosi varió hace 3 años aproximadamente y el bajón de ventas fue catastrófico”, indicó Espinoza.

El funcionario manifestó que se busca que Casa Tosi sea asumida por un operador extranjero, que inyecte capital para sacar el negocio adelante. “No se va a cerrar el negocio. Los empleados que trabajaban en el local del Mall del Sur serán distribuidos en las sucursales”, dijo.

Espinoza afirmó que la mayoría de la cartera por cobrar del Banco Territorial es por concepto de créditos de consumo de la tarjeta de Casa Tosi, en alrededor de 77 millones de dólares. Se estima que el almacén tiene alrededor de 70 mil tarjetahabientes.

De su parte, Pedro Solines, titular de la SBS, recalcó que el almacén de Casa Tosi cerrado ya tenía problemas antes de que la entidad lo asuma y venía en un proceso de cierre. “La situación de Casa Tosi en general, dentro de lo mal que estaba, para nosotros está estable y estamos buscando soluciones de mercado para que no se siga deteriorando y obtener lo que dice la ley, recursos para que se pueda pagar a los clientes del Banco Territorial”, dijo.

Desinversión

Galo Chiriboga, fiscal general de la Nación, indicó que la investigación en el caso Banco Territorial, que inició con un informe de la Superintendencia de Bancos, en su etapa de instrucción detectó una simulación de desinversión en casa Tosi y Seguros Porvenir y activos insuficientes para cubrir las obligaciones con el público. “El Banco Territorial dijo que en cumplimiento al artículo constitucional desinvierte en la empresa de seguros Porvenir, pero lo que en realidad hizo fue pasar esas acciones a la empresa Aseveratio Holdings”, subrayó Chiriboga.

MAKITA KUK PREVÉ ABRIR EL PRÓXIMO LUNES

La Cooperativa de Ahorro y Crédito Makita Kuk volverá a abrir sus puertas desde el lunes 24 de junio, según Marianella Briones, secretaria  de la asamblea de socios.

Makita Kuk fue intervenida por el Estado el 12 de agosto de 2012 por presuntas irregularidades en su administración. La firma registra cerca de 8.000 cuentaahorristas de la provincia del Guayas (Guayaquil, Daule, Milagro y El Triunfo) y Los Ríos (Babahoyo).

La cooperativa tiene una cartera por cobrar de $ 1’400.000, más unos bienes valorados en $540.000. Comunicó que con el cobro de esa cartera, más la venta de esos bienes, se podrán pagar los $ 900.000 en depósitos a los clientes. “Estamos arreglando las máquinas y demás inmobiliarios para poder abrir la cooperativa y atender al público. Hablamos con los clientes y les indicamos que a partir de la próxima semana los vamos a atender”, señaló Briones.

Respecto a la autorización de la Superintendencia de Economía Popular y Solidaria (SEPS) para volver a operar, Briones aseguró que “estamos conversando con los de la SEPS, quienes también van a trabajar en conjunto con nosotros”.

“La SEPS está analizando los resultados de las asambleas que se han hecho, los pasos legales que seguimos y están viendo la predisposición de parte de nosotros de seguir adelante con Makita Kuk”,  aseveró Briones.

Recalcó que la mayoría de socios quieren que la institución siga, ya que se ha ayudado a muchas personas a formar negocios. Hasta el cierre de esta edición no tuvimos una respuesta de la SEPS.

El fiscal aseveró que se verificó a través de la Superintendencia de Compañías que esta empresa no reportó operaciones en el país, ni en su nación  de origen durante los últimos tres años. En cuanto a la desinversión de Casa Tosi, explicó Chiriboga que su accionista mayoritario es Fideicomiso Garantía Acciones Casa Tosi con un 92,01%.

Los beneficiarios de dicho fideicomiso son las empresas panameñas Kanapell International INC. y Morizan Development INC., y el único accionista de estas empresas es Pietro Zunino, presidente del directorio y mayor accionista del Banco Territorial. Por lo tanto, según Chiriboga, simuló también una desinversión a través de empresas que eran de su propio peculio.

Otros indicios, indicó el Fiscal de la Nación, son que los posibles activos realizables del banco resultarían insuficientes para cubrir las obligaciones con el público, al no existir liquidez y por tener un déficit patrimonial, “además de que Zunino no entregó determinada información solicitada por la SBS”.

Los activos realizables son todas aquellas deudas que los clientes y los deudores mantienen con la empresa.

Contenido externo patrocinado