Pocos habitantes esperaron el amanecer en calles de Pedernales

18 de mayo de 2016 03:59

Los instantes de zozobra que se vivieron en Pedernales tras la réplica de 6,8 grados a las 2:58 se desvanecieron conforme avanzaron los minutos y el fluido eléctrico se restableció. "Al principio salió bastante gente a las calles, pero al pasar el tiempo la mayoría ya regresó", dijo Juan un policía que custodiaba el malecón. Sin embargo hay personas que aún permanecen en los exteriores de sus viviendas y también en el malecón de la ciudad.

"Vivimos al frente y siempre tenemos el miedo de que algo caiga por lo que preferimos salir", dijo Rolando, quien esperó bajo el letrero de salvavidas que existe en el malecón.

"El movimiento no fue nada comparado con el de abril pero por precaución y sobre todo porque hay una vivienda de 2 pisos junto a nosotros preferimos salir", comentó doña Jenny Huaca, quien tendió colchones en los exteriores de su domicilio y esperó el amanecer.

El restablecimiento rápido de la electricidad facilitó las conexiones y dio cierta tranquilidad a la población de este sector, mas aún siente temor sobre todo porque hay infraestructura ya afectada que todavía no ha sido demolida como los hoteles. "El riesgo principal aquí es que ese edificio se venga abajo porque por sus dimensiones puede afectar por todos los lados a las viviendas aledañas", acotó Rolando.

La policía patrulló los distintos sectores de este cantón que aguarda el amanecer, pero hasta el momento no se ha reportado afectaciones. (I)

Contenido externo patrocinado