La ‘huella’ internacional se evidencia en la arquitectura porteña

Guayaquil es el ‘sueño americano’ de muchos

19 de octubre de 2014 - 00:00
Los foráneos que recién llegan concurren principalmente a los malecones, parques y plazas de la ciudad. Foto: William Orellana / El Telégrafo.

La ‘huella’ internacional se evidencia en la arquitectura porteña

Por Lía Salvador Mendoza, alumna de Comunicación de la U. Católica

A finales del siglo XX los ecuatorianos salían del país en busca de un mejor futuro. Hoy esta situación ha cambiado. Guayaquil se ha convertido en punto atractivo para que los extranjeros lleguen, opten por radicarse e inicien una nueva etapa en sus vidas.

Alberto Anía,  español de 33 años de edad, ha logrado surgir en el Puerto Principal con su empresa de relaciones públicas Mapa RRPP. Comenta que la ciudad encanta con su clima.

“En España hace demasiado frío en los inviernos, pero acá hay la temperatura ideal”. Para él, es un lugar tranquilo, que debe cambiar ciertos aspectos, pero está evolucionando constantemente. “El proceso va por buen camino”.

Martha Pine, una guayaquileña que se convirtió en su esposa, fue su motivación para quedarse. Alberto  es uno de los muchos extranjeros que llegan y se establecen, cosechando logros personales y profesionales.

Cada día Guayaquil es testigo de la diversidad de culturas que se establecen para progresar.   

El sociólogo Héctor Chiriboga comenta que las comunidades extranjeras dejan huellas. Aquello se evidencia en el Cementerio General. La arquitectura de finales del siglo XIX e inicios del XX tiene influencia de la cultura europea.

Esta ciudad posee diversas facetas, desde su arquitectura, calles, colores, hasta su propia gente.

Sergio Chao, un cubano que junto con su familia llegó hace más de 10 años, recuerda con alegría que la Perla del Pacífico le ha brindado la oportunidad de progresar.  

Él es profesor de inglés. Además, el entorno tan pintoresco le ha ayudado a desarrollar otra de sus pasiones: el modelaje.

La ciudad es el resultado de una hibridación, en la que se adaptan los símbolos de una cultural global que se observan en los medios. “Está permeada por la cultura de grupos extranjeros conocidos como colonias”, dice Chiriboga.

Para Isaac Jácome, colombiano que radica aquí desde hace 6 años, esta ciudad permite el éxito de quien cuida el territorio.

Él es propietario de Diseños Web, empresa que crea portales de internet. Dejando al descubierto su identidad por su acento, recuerda que al  principio de su llegada a Ecuador escogió Quito, pero tras varias visitas al puerto principal, por su clima y su gente, decidió quedarse.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP