Guayaquil tendrá sistema de ciclorruta

El Municipio ejecuta trabajos para definir los tramos del uso exclusivo de ciclistas y como una opción para evitar aglomeraciones.
20 de junio de 2020 00:00

Personal de la Subdirección de Obras por Administración Directa del Municipio de Guayaquil ejecuta, desde la semana pasada, las obras civiles a lo largo de la avenida Barcelona, con el objetivo de construir rampas de acceso en los primeros kilómetros de la ciclorruta para Guayaquil.

Este modelo de movilidad se resolvió como una opción para  frenar o evitar las aglomeraciones en el transporte urbano, que puedan ocasionar brotes de covid-19.

Para ello serán 120 rampas de acceso que se ubicarán en las zonas de Puerto Azul, avenidas Rodríguez Bonín y Barcelona, hasta el puente El Velero.

El objetivo al implementar esta ciclorruta temporal es entregar a los ciudadanos una alternativa de movilidad sostenible, como uno de los ejes dentro del programa de planificación urbana o Plan Maestro que se trabaja para la ciudad y que está orientado a sectorizar a la urbe.

“Una de las metas es que los ciudadanos puedan realizar sus actividades en puntos cercanos e interconectados a su sitio de residencia, en donde tengan abastecimiento de alimentos, servicios municipales y centros de salud, para que no tenga que realizar grandes desplazamientos”, explica María Lorena Apolo, asesora de urbanismo de la Municipalidad de Guayaquil.

Gina Galeano, quien preside la mesa de Movilidad Urbano Sostenible,  indica que el objetivo principal de las ciclorrutas es brindar una oportunidad de desplazamiento seguro al 70% de la población usuaria del transporte público masivo.

“Desplazarse en bicicleta nos permite minimizar el riesgo de contagio de covid-19, al ser un transporte individual y que facilita el distanciamiento social”, sostiene.

Además, agrega, los circuitos propuestos tienen origen y destino, conectan a la ciudad de norte a sur y de este a oeste, entrelazando centros de abastecimiento, de salud, de trabajo, estaciones de transporte urbano y comercios, lo que permite que el ciudadano cumpla con sus actividades usando rutas seguras.

A esto se añade que el sistema beneficia al ciudadano, debido al ejercicio que implícitamente realiza al desplazarse en bicicleta.

Gino Mera, titular de la Dirección de Planificación Urbana, Proyectos y Ordenamiento Territorial, manifiesta que lo que se ha hecho es redistribuir el espacio público para implementar progresivamente ciclorrutas temporales para el uso de bicicletas y otros vehículos de micromovilidad.

“Queremos fomentar el cambio en los desplazamientos dentro de la ciudad, que las personas tomen en cuenta que si su destino está cerca vayan a pie, si está un poco más distante lo hagan en bicicleta y solo si hay una mayor distancia, usen el transporte masivo”. (I)

Contenido externo patrocinado