Ecuador, 19 de Mayo de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

La final más esperada del planeta

Dos días antes de que se juegue la final de la Champions entre Manchester United y Barcelona (hoy 13:45), cientos de ecuatorianos le desearon suerte al volante Antonio Valencia  vía Twitter. Allí, incluso, algunos hicieron reseña de que los tricolores ya le han marcado anteriormente al conjunto catalán y consideran que, por añadidura, el “Toño” no será la excepción.

La ilusión de 13 millones de ecuatorianos es ver al “Trencito” levantar la Copa de Europa, la más grande distinción de clubes en el “Viejo Continente”.

Inclusive hasta el capitán del Rubín Kazán, Christian Noboa, retwitteó los deseos de un hincha @chhristianlema, quien  recordó cuáles tricolores  le han marcado al conjunto catalán.

Primero fue Iván Kaviedes, en la temporada 2000-2001 de la Liga de España, que con una chilena fenomenal venció al golero Víctor Valdés. Luego, en 2010,  Noboa anotó de penal en el triunfo de su equipo ruso ante el español en aquella edición de la Champions. El último en marcar un tanto fue Felipe Caicedo, que en la fecha 36 de la última Liga igualó 1-1 con el campeón del fútbol español.

Otro que le auguró buena suerte al “Toño” fue  Édison Méndez, quien en su cuenta de Twitter @emendez8 publicó: “FC Barcelona y Manchester United sacudirán la Tierra, buena suerte a Antonio Valencia y a su equipo”.

Ante tanto entusiasmo y buenas vibras, Valencia en su cuenta @Antov25 respondió: “Gracias a Lago Agrio (ciudad natal), Dios y Manchester por darme esta alegría”.

Todos los ingredientes están listos para la  esperada final de hoy, en la que millones de aficionados de todo el planeta se dispondrán a disfrutar el que debería ser un  banquete futbolístico.

El Barcelona, campeón de España, buscará su segundo trofeo de Europa en tres años tras su victoria sobre el United en 2009; mientras que el equipo inglés, monarca de la Liga Premier, intentará levantar el título por segunda ocasión en cuatro años, tras derrotar al Chelsea por penales en 2008.

La brillante carrera del Barça, que le ha permitido alcanzar su segunda final en 3 años, le ha hecho merecedor de los elogios, y ni siquiera sus más firmes disidentes ponen demasiadas objeciones al que es considerado como el mejor club que jamás ha habido.

Pero, para conquistar Europa una vez más, deberá superar el  escollo del United, eterno rival de los españoles por el título de equipo más popular del mundo y que vuelve al lugar donde ganó su primera Copa de Europa hace 43 años, aunque Wembley haya sido reconstruido.

El “culé” tiene un as en la manga con Lionel Messi, gigante del fútbol que puede situarse junto al mítico triunvirato de Pelé,  Maradona y  Cruyff, al haber marcado un  total de 52 goles esta temporada.

Su segundo tanto en semifinales contra  Real Madrid se puede comparar con el mejor de cualquiera de estos grandes jugadores y, no habiendo cumplido las expectativas en el Mundial 2010, Messi debe dar lo mejor para embellecer la más alta competición de clubes.

“Ahora Messi es el jugador que marca la diferencia”, dijo el mediocampista del Barcelona Xavi, en una entrevista de diario El País.

“Es un fenómeno para el equipo: mete goles, da el último pase, viene al mediocampo para generar la superioridad y entiende el juego, lo que antes quizá le costaba más”, agregó el rotativo de España.

A su lado se encuentra gran parte del equipo ganador de la Copa del Mundo y la Eurocopa, jugadores que han forjado un vínculo que les permite hipnotizar a sus rivales de calidad mundial con la avasalladora velocidad y la precisión con la que se pasan el balón entre ellos.

Solidez del United

Los “Diablos Rojos” no pueden pretender estar a la altura de esos talentos, pero el campeón de Europa de 2008 y ganador de la Premier tiene su propia forma de ganar los grandes partidos.

La potencia bruta de Wayne Rooney, la definición natural de Javier “Chicharito” Hernández, la energía en el centro del campo de Park Ji-sung, la experiencia de Ryan Giggs, la defensa de granito de Nemanja Vidic y las atajadas de  Edwin van der Sar, en su última aparición antes de retirarse a los 40, se combinan para constituir un equipo formidable.

“Paul Scholes y Giggs son leyendas vivas”, dijo Iniesta, quien agregó: “han jugado un sinfín de partidos, tienen todos los récords posibles, títulos y, además, demuestran en cada juego que son profesionales”, remarcó.

El United también tiene al entrenador Alex Ferguson, el hombre que ha llevado al club de su autoflagelante papel como los gigantes caídos de Inglaterra a su posición actual de equipo que espera cada temporada ganar la Champions.

El incipiente, pero ya enormemente exitoso DT del Barcelona, Pep Guardiola, deberá agudizar su ingenio contra Ferguson, un hombre al que admira y respeta.

El orgullo de Ferguson en nombre del United le hará difícil afrontar el partido pensando en cómo frenar al rival, aunque realmente esa sea la clave. Pero entre ambos habrá largos espacios de dominio del Barça, triángulos precisos, pases al primer toque y la constante amenaza de Messi. Cómo lo afrontarán sus jugadores y dónde permitirán que suceda contribuirá en gran medida a definir el resultado.