La Policía sospecha de una joven criminal que sería asesina serial

- 06 de noviembre de 2020 - 22:17
Cortesía Policía Nacional

La sospechosa habría sido la autora de muertes similares en la parroquia Pifo. La mujer está bajo custodia policial.

A través de la Dirección Nacional de Investigación Técnico Científica–Criminalística y luego del análisis de una serie de indagaciones, testimonios, versiones, pericias, análisis técnicos y evidencias, la Policía Nacional sospecha que la ciudadana Lissa C., de 25 años, sospechosa del reciente asesinato de sus dos hijos y de un hombre, el pasado 28 de octubre en la localidad de Pifo, provincia de Pichincha, tendría relación con otra muerte violenta ocurrida en junio de este año en la misma localidad.

Durante los procesos investigativos se obtuvo información, a través de todos los indicios recopilados en torno a estos hechos, de que las huellas dactilares de la mujer fueron cotejadas con los indicios y evidencias que se encontraron el pasado 11 de junio, fechas en la que el ciudadano Marco E. fue encontrado muerto dentro de su casa.

Las primeras hipótesis policiales presumen que en la vivienda donde fue encontrado Marco E. se habría llevado a cabo una reunión social, por lo que se investiga el vínculo amoroso o afectivo que tendría la víctima con la mujer. Según las investigaciones, el hombre, de 48 años, habría fallecido por una ingesta de sustancias tóxicas, es decir, de la misma manera que han fallecido los dos niños y el ciudadano Jaime Y.

La presunción central es que que la mujer actuó, en todos estos casos, bajo el mismo modus operandi para provocar estas muertes. El coronel Carlos Perugachi, jefe de Criminalística del Distrito Metropolitano de Quito (DMQ), indicó que los procedimientos técnico-científicos que realiza Criminalística permiten determinar la posible participación de la mujer en esos hechos delictivos.

En el marco del mismo proceso de investigación, también se llegó a establecer que Lissa C. sería la responsable de otras dos tentativas de asesinato a miembros de su mismo entorno familiar y social, hechos que ocurrieron en septiembre y octubre de este mismo año, según el rastro de las huellas de estos crímenes.

El general Fausto Olivo, director nacional de la Dinased, indicó que la mujer fue detenida por 30 días con fines investigativos debido a la sospecha del presunto delito de asesinato, pero también explicó que, al mismo tiempo, continúan las pericias e indagaciones para determinar si existe participación de la mujer en las otras muertes violentas.

El Mayor de Policía, Iván Naranjo, jefe de la unidad de muertes violentas del DMQ, indicó también que estos crímenes y las dos tentativas de asesinato se produjeron dentro del mismo entorno familiar y social de la posible victimaria.

Luego de los primeros análisis médicos a la joven y que, de acuerdo a los primeros estudios hechos realizados a la sospechosa, no se habrían encontrado indicios de que previamente ingirió alguna sustancia, por lo que se presume que las muertes fueron ocasionadas bajo conciencia y en pleno estado de lucidez.

Debido a la gravedad del caso, poco usual en el país, se llevan a cabo todos los estudios médicos y psicológicos para determinar la situación legal de la sospechosa. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP