Caso Singue: Fiscalía demostrará que el contrato causó un perjuicio de $ 28,5 millones al Estado

- 12 de octubre de 2020 - 12:49
La diligencia se instaló, luego de que el Tribunal verificó las partes procesales.
Cortesía CNJ

El juez ponente Iván León informó que los alegatos de apertura y la presentación de pruebas de la Fiscalía General del Estado demorará tres días.

En la Corte Nacional de Justicia (CNJ) se reinstaló la audiencia de juicio por el denominado caso Singue, en donde están procesadas por delito de peculado 15 personas. Entre ellas el exvicepresidente Jorge Glas y los exministros Carlos Pareja Yannuzzelli y Wilson Pastor.

El Tribunal está a cargo de los jueces Iván León (ponente) Javier De la Cadena y José Layedra.
Tras verificar las partes procesales, el juez León informó que tres días demorarán los alegatos de apertura y la presentación de pruebas de la Fiscalía General del Estado.

Añadió que el jueves 15 de octubre, en cambio, se presentará las pruebas de los defensores técnicos y las demás partes procesales. Y un día tomarán los alegatos definitivos.

El caso versa sobre la adjudicación del campo Singue al consorcio Dygoil Consultora y Servicios Petroleros Cia. Ltda y la firma Gente Oil Development LLC (DCG) en la que se habrían cometido irregularidades en el contrato.

Según Fiscalía para este convenio no se cumplieron los requisitos fundamentales en la licitación y aun así, la empresa oferente se benefició del contrato.

Un examen realizado por la Contraloría a esa contratación determinó un perjuicio para el Estado de más de $ 5 millones, pero Fiscalía cree que el perjuicio llega a los $ 28,5 millones.

En la diligencia, reinstalada este lunes 12 de octubre, el fiscal Wilson Toainga, indicó que se demostrará que se aprobó una licitación para la adjudicación de contratos en el campo Singue y que solo se contó con la oferta de DCG. Dicho contrato representó pérdidas para el Estado.

Nataly Cevallos Pachacama, delegada de la Procuraduría General del Estado, añadió que en el contrato suscrito para la exploración del campo Singue, el grupo de negociación estableció una tarifa del barril de petróleo perjudicial para el país.

Añadió que los servidores públicos abusaron de los fondos y utilizaron de manera inadecuada el recurso natural del petróleo. El beneficiario fue César Edmundo Navarrete, a través de su empresa.
La diligencia continúa.

Israel Montenegro, abogado de Jorge Glas, indicó que el exvicepresidente solo participó en el comité de licitación hidrocarburífera. En el ejercicio de su rol, nombró un equipo negociador, el cual emitió un informe favorable que lo conoció Glas, pero no tomó la decisión.

Montenegro reiteró que, en 2012, su cliente se separó de la coordinación de Sectores Estratégicos para cumplir otras funciones, por lo que no tiene nada qué ver en la negociación del contrato en el campo Singue.

Miguel Revelo, abogado de Yannuzzelli, en su alegato de apertura, recordó que el presidente de la República, Rafael Correa, creó la Secretaría de Hidrocarburos, en donde se concretaron contratos de exploración y explotación, entre ellos el de Singue.

El abogado indicó que su cliente nombró una comisión de calificación, la cual emitió un informe favorable. Luego de ello, la comisión aprobó un informe de negociación, los cuales fueron acatados por el Comité de Licitación Hidrocarburífera, hasta la licitación del contrato.

Revelo recordó que Yannuzzelli no terminó sus funciones como representante de dicho comité, ya que salió del cargo, por lo tanto solo actuó en la etapa precontractual.

De su lado, Mónica Vargas, abogada del exministro Wilson Pastor, indicó que el contrato no representa un perjuicio al Estado. Aseguró que ganó $ 150 millones sin inversión alguna. "Ese campo estaba sin producir 15 años y ahora está en producción", dijo.

La jurista también dijo que el informe de responsabilidad penal que el que se le acusa a su cliente no tiene base técnica, ya que como ministro no intervino en el proceso de licitación y negociación; solo dio cumplimiento a la resolución del comité.

Añadió que el informe pericial que estimó un perjuicio de $ 28,5 millones es incorrecto ya que el cálculo se basó en dos artificios falsos. El primero es el cálculo de $ 33 por barril y el segundo, calculó mal las inversiones. 

Esta diligencia se convierte en el tercer juicio que enfrenta el exvicepresidente. En el primer caso, Glas fue sentenciado a seis años de prisión por asociación ilícita por una trama de sobornos con la empresa brasileña Odebrecht. El exsegundo mandatario fue detenido el 2 de octubre del 2017.

En esta sentencia también fue condenado su tío, Ricardo Rivera y otros tres personas.

La segunda sentencia en su contra fue en el caso Sobornos 2012-2016, por el delito de cohecho tras la conformación de una red de corrupción con la que Glas recibió dinero de empresas para la campaña de Alianza País a cambio de contratos del Estado.

Glas y el expresidente Correa recibieron una sentencia de ocho años de prisión, junto a otros colaboradores del régimen como Alexis Mera, María de los Ángeles Duarte, Walter Solís, Vinicio Alvarado, Viviana Bonilla, Christian Viteri.

A excepción de Mera, quien se encuentra en la cárcel de Latacunga junto con Glas, todos ellos se encuentran en calidad de prófugos de la justicia. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP