Corte ratificó sentencia contra dos policías que trataron de extorsionar a un ciudadano

- 10 de noviembre de 2020 - 18:42
Imagen referencial
Internet

En la investigación se determinó de que los policías adulteraron la firma de una jueza para engañar a un ciudadano con una falsa orden de captura.

La Sala Penal de la Corte Provincial de Justicia de Pichincha ratificó una sentencia condenatoria contra los policías (y hermanos) Edwin Bolívar y Jhonatan Marcelo G. R., por el delito de secuestro extorsivo.

También quedaron confirmadas la multa de cuarenta salarios básicos unificados, que deberán destinar a la administración de justicia, y la reparación integral de $ 5.000 que deberán entregar a favor de la víctima: Alexis Giovanny P. T., detalló la Fiscalía General del Estado.

La diligencia se desarrolló ayer, lunes 9 de noviembre. La fiscal especializada en Delincuencia Organizada, Transnacional e Internacional, Paola Solís, expuso las pruebas con las que los policías fueron sentenciados en primera instancia como autores del delito.

Cuando la persona que priva de la libertad o retiene a otra en contra de su voluntad, tiene como propósito cometer otra infracción u obtener de la víctima o de terceras personas dinero (…) a cambio de su libertad, recibe una pena privativa de libertad de 10 a 13 años, según el artículo 162 del Código Orgánico Integral Penal (COIP).

En la audiencia se detallaron los testimonios de los agentes aprehensores, de la psicóloga que atendió en primera instancia a la víctima, la valoración psicológica y rasgos de personalidad de los procesados y sus versiones, en las que se contradicen en cuanto al motivo por el que la víctima estaba esposada al interior del vehículo; entre otros.

La noche de 17 junio de 2019, una mujer denunció a las autoridades que dos policías le solicitaron $ 5.000 en efectivo para no ejecutar una boleta de detención en contra de su cuñado, Alexis Giovanny P. T.

Según su declaración, la citaron en El Panecillo (centro de Quito), para intercambiar el dinero por la libertad de su familiar.

Cuando las autoridades llegaron al lugar acordado, se encontraron con Edwin Bolívar y Jhonatan Marcelo G. R. (sargento segundo y cabo primero en servicio activo en aquel entonces), y su víctima, aprisionada al interior de un vehículo con esposas de dotación policial, pertenecientes a uno de los agentes sentenciados.

Alexis Giovanny P. T. dijo a las autoridades que horas antes jugaba en una cancha deportiva, cuando los dos policías entraron en ella, por lo que todos se retiraron.

Pero, a media cuadra de las canchas, lo esposaron y subieron en un taxi para llevarlo hasta El Panecillo. Ahí le mostraron una supuesta boleta de detención y orden de allanamiento a su domicilio –por una supuesta investigación penal en su contra– y le exigieron dinero para no ejecutarla.
Las autoridades verificaron la información en el sistema policial y el ciudadano no tenía ninguna orden de captura.

La Jueza que supuestamente firmó los documentos, en su testimonio, aseguró que no era su rúbrica.
“Se demostró en la audiencia de juzgamiento que las firmas de esos documentos fueron falsificadas”, dijo la fiscal Paola Solís ante la Sala Penal. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP