Los celos y la demencia son los alegatos en los reportes de femicidio

13 de octubre de 2011 00:00

El pasado 15 de marzo una pareja de esposos fue encontrada muerta -con varias puñaladas- dentro de un departamento del edificio Sarji, ubicado en las calles Pichincha  entre Sucre y Colón, centro de Guayaquil.

Al parecer, luego de una fuerte discusión, Vicente Hugo Hidalgo Aguirre, de 54 años, golpeó bruscamente a su conviviente Esthela Maritza Carrión Soto, de 58. Luego le propinó dos puñaladas en el pecho, para finalmente acabar con su propia vida clavándose la misma arma a la altura del corazón.

Otro hecho que causó conmoción social fue el que se registró el pasado 8 de marzo -fecha en que se conmemora el Día Internacional de la Mujer-  en  la ciudadela Samanes, al norte de la urbe, tras el fallecimiento de María Gabriela De Janón González, de 26 años, y su hija Luciana Emilia López De Janón, de 6.

El doble crimen fue cometido por Jonathan López Cadena, esposo y padre de las víctimas, respectivamente. López confesó su culpabilidad y alegó que al momento del suceso no  estaba en sus cabales debido a que no siguió con el tratamiento de psicosis esquizofrénica crónica y aguda de la que supuestamente padece desde meses atrás.

El pasado 3 de octubre, en Urdesa, se produjo otro hecho de sangre que  conmovió a la ciudadanía y de sobremanera a la familia Fernández de Córdova Flores.

En el interior de un departamento del condominio Viteri fue hallada sin vida María Fernanda Fernández de Córdova Flores, de 21 años.

La joven fue asesinada por golpes propinados en la cabeza con un martillo. Las indagaciones policiales apuntan a su ex novio, Roberto Campos Crespo, de 39 años, como el autor material del crimen.

Actualmente el presunto asesino está prófugo y  tiene en su contra una boleta de captura emitida por el Juzgado 28º de Garantías Penales. Además, tiene orden de arraigo.

El último, pero no menos execrable, se registró el martes  en el interior de la vivienda  Nº 16  de la Mz. 1020  del Bloque 6 de la cooperativa Unión de Bananeros, Guasmo Sur.

Allí fue encontrada muerta  Alba Juliana Cevallos Borja, de 36 años, con 5 cuchilladas en su cuerpo: una en el cuello y cuatro en el tórax.

El principal sospechoso es Leiner Leoncio Ayoví Nazareno,   de 38 años, conviviente de la mujer, quien fue detenido por la Policía.

Christian Flores, tío de Mafer Fernández de Córdova Flores, informó que mañana, a partir de las 17:00, se  realizará un plantón en la Plaza San Francisco, denominado “Une tu voz”.

Los deudos han convocado al evento a la ciudadanía en general, pero en especial a las decenas de víctimas de violencia intrafamiliar, a través  de las redes sociales y medios de comunicación.

Yuri De Janón, hermano de María Gabriela De Janón González, señaló que sus familiares y amigos se adherirán al plantón, cuyo único objetivo es hacer conciencia entre la población sobre las consecuencias de la violencia doméstica y exhortar a los servidores judiciales para que actúen con agilidad y eficacia.

María Sol Rubio, prima de  María Fernanda Fernández de Córdova Flores, indicó que los celos serían la principal causa por la que Campos habría decidido asesinar a su pariente, puesto que familiares y amigos de la fallecida conocían  que  el sujeto  había “hackeado” sus cuentas de Twitter y Facebook, por lo que se vio obligada a cerrarlas.

Al referirse a este tema, el comisario Segundo de  la Mujer y la Familia, Lenín Sánchez, manifestó que los celos, los problemas mentales, el alcohol y la droga son algunos de los factores que inciden considerablemente en los crímenes cometidos en el entorno familiar.

Agregó que es común que la mujer presente la denuncia luego de haber sido víctima de hasta 7 maltratos. Además, precisó que tampoco  las afectadas continúan un proceso legal ante la Fiscalía, pese a las medidas cautelares que ofrece la Ley en el artículo 160 del Código de Procedimiento Penal.

Sánchez, quien a diario recibe un promedio de 40 denuncias,  mencionó que hay que  considerar las que llegan a los otros despachos.

La dependencia económica y los hijos, según Sánchez, en ocasiones no permiten que la mujer trate de buscar ayuda.
En todos los casos anteriormente relatados se trataron de familias de clase media y media-alta, por lo que para el sociólogo  Napoleón Villacís,  la violencia contra la mujer se produce por la educación machista que han recibido tanto hombres como mujeres. “El varón ha sido educado para la libertad y el poder; en cambio las mujeres, para la sumisión y obediencia”, detalló.

Contenido externo patrocinado