Nueva ley contempla reeducar a los agresores de las mujeres

Desde el 1 de enero hasta el 15 de febrero hubo 11 femicidios en Ecuador. El año anterior en el mismo período se registraron 21 casos, según cifras de la Dirección de Delitos Contra la Vida.
17 de febrero de 2018 00:00

Las experiencias de violencia que vivió Lorena, una privada de la libertad, inspiró a sus compañeras del grupo musical ‘Las prisioneras del amor’ del centro carcelario a componer una canción.

Ella fue abandonada de pequeña por sus padres, quienes migraron a Europa. De joven se enamoró de un chico que la maltrató física y piscológicamente y, además, la manipuló hasta que la dejó en prisión.

Stefanie, una de las vocalistas, expresó que muchas mujeres que cumplen sanciones dentro de la cárcel fueron violentadas por sus parejas o padres.

“Muchas, tal vez tomaron malas decisiones por la desesperación de salir de un hogar donde eran maltratadas. Apoyamos 100% las acciones que toma el Ministerio de Justicia y lo mostramos con una canción inédita”.

Desde el 1 de enero hasta el 15 de febrero de 2018, en Ecuador hubo 11 femicidios, según cifras de la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida y Muertes Violentas (Dinased). El año pasado en esta fecha ya se contaban 21 asesinatos de mujeres.

El año anterior hubo 108 casos; 39 casos más de los presentados en 2016. El aumento en las cifras es lo que mantiene alerta a las autoridades.

El 5 de febrero fue publicada en el Registro Oficial la Ley Orgánica Integral para prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres. Esta contempla los ejes de la prevención, atención, protección y reparación de las víctimas de violencia de género.

La mañana de ayer, en Guayaquil, se socializó la normativa y el reglamento orientado a cumplir lo estipulado.

Gina Godoy, coordinadora del Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos, de la Zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón), indicó que los femicidios no solo terminan con una vida, sino que afectan también a los niños, quienes presencian los hechos. “Esto ocurre dentro de las cuatro paredes, por eso es compleja la respuesta del sistema”.

Explicó que uno de los puntos importantes que contempla la ley es que las medidas de protección puedan ser otorgadas de forma emergente por autoridades cantonales. Por ejemplo, boletas de auxilio, de la salida del agresor de la vivienda, entre otras.

Sin embargo, luego de esto la víctima tendrá que acudir a una instancia judicial para que continúe el proceso.

Reeducar al agresor
En el capítulo III consta el eje de prevención. Entre una de las 13 medidas consideradas está la implementación de programas de reeducación a personas agresoras, en materia de derechos humanos, con énfasis en género y masculinidades violentas.

Godoy indicó que este es uno de los grandes retos. “El Estado debe procurar la rehabilitación del agresor. Hay que trabajar sobre su historia de vida, sin justificar a nadie. Existen centros de atención a víctimas, pero faltan para agresores. Por ahora, lo estamos haciendo con unos pocos en el sistema de rehabilitación social”.

Paola Mera, directora nacional de Violencia Intrafamiliar y Género del Ministerio de Justicia, destacó que es importante revisar cómo se hace la primera acogida de la víctima para que no desista de seguir el proceso. A veces no continúan por temor, por desconfianza.

De cinco millones de mujeres que sufrieron violencia, 66.000 denunciaron y 50.000 recibieron atención médica, según cifras de la cartera de Estado. (I)

Experiencias
No quiso que lo apresaran
Pilar Parrales, representante del Movimiento de Mujeres de Jipijapa (Manabí), contó que una chica, agredida y expulsada de la casa, pidió que no arrestaran a su expareja cuando este se arrodilló a pedirle disculpas.

6 de cada 10 mujeres sufren violencia en Ecuador, según estadísticas del INEC.

Más violencia psicológica
La violencia más común es la psicológica. El 53,9 % de denunciantes la padeció, según el Ministerio de Justicia.

Un grupo de mujeres privadas de la libertad, llamadas ‘Las prisioneras del amor’, interpretó una canción inédita inspirada en la vivencia de una interna.
Foto: Karla Naranjo / El Telégrafo
Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:

Contenido externo patrocinado