Especial coronavirus

Quito levantó 11 cuerpos con protocolo covid-19

- 05 de mayo de 2020 - 00:00
Personal de la Empresa Metropolitana de Gestión Integral de Residuos realizó un simulacro de su operatividad.
Foto: Cortesía / Emgirs

Emgirs, con el apoyo de Criminalística, Dinased y otras instituciones, se encarga del tratamiento de cadáveres a causa del coronavirus en la capital.

Una mujer de 94 años falleció este lunes 4 de mayo de 2020 a causa del coronavirus. El hecho se registró cerca de la ciudadela Atahualpa, en el sur de Quito. Con este caso, ya son 11 los cadáveres tratados bajo el protocolo covid-19 implementado en la capital.

La Empresa Pública Metropolitana de Gestión Integral de Residuos Sólidos (Emgirs) cumplió con los procedimientos de rigor. El cuerpo de la mujer fue cremado y se espera que en las próximas horas se entreguen las cenizas a los deudos.

Hasta el domingo 3 de mayo, el COE Nacional confirmó 1.586 casos de contagios en la ciudad. De estos, 87 fallecieron por esa causa.
Si bien el número de víctimas fatales no es alarmante, Quito es una de las ciudades con más contagios. Por ello, se armó un contingente para dar adecuado tratamiento de los cadáveres.

En el Parque Bicentenario se instaló un centro de mando en donde operan Emgirs, con la Policía Nacional, Criminalística, la Unidad de Investigación de Muertes Violentas (Dinased), entre otras instituciones.

En este punto se ubicaron cinco morgues móviles con capacidad para 50 personas cada una. Desde ahí, los cuerpos son llevados a inhumar en forma inmediata.

Hernán Alvarado, gerente de Emgirs, detalló que el contingente no solo busca prevenir una eventual saturación en las funerarias y en los cementerios, como ha ocurrido en Guayaquil. “Queremos dar sepelio a los cuerpos en condiciones dignas”.

Aquello es posible gracias a una labor multidisciplinaria, añadió el mayor Carlos Perugachi, jefe del Laboratorio de Criminalística y Ciencias Forenses de la Zona 9.

Al momento de retirar un cuerpo, el equipo se compone de dos vehículos. En uno van tres peritos con capacidades de inspección ocular y dactiloscopía. En el otro, personal de Emgirs con un médico, un auxiliar y un conductor. Todos llevan trajes de bioseguridad, además de bolsas de cadáveres y equipo de desinfección.

Alvarado señaló que en este protocolo también está contemplada la adecuada identificación de difuntos. Dijo que en las morgues, cuando se apilan los cuerpos, las etiquetas se salen y se confunden. Para evitarlo, se instaló un sistema de anaqueles, tipo canastillas, donde se ubican los cadáveres en sitios numerados.

En rueda de prensa, Jorge Yunda, alcalde de Quito, alertó que se han identificado casos en los que la víctima tenía el virus y no tomó medidas de prevención. Ese fue el caso de un comerciante de legumbres de 60 años, originario de Latacunga. El domingo 3 de mayo, el hombre salió de su casa y se desplomó.

Alvarado indicó que se tomaron las medidas de fumigación en la zona del domicilio y se cremó el cuerpo. Las cenizas se entregaron este lunes 4 de mayo.

De los 11 cadáveres tratados bajo el protocolo covid-19, seis fueron mujeres; tres correspondieron a la tercera edad, el resto fueron personas de entre 35 y 50 años. La mayoría de los decesos ocurrió en el sur de la ciudad y en Los Valles. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP