Cardenales imploran a Dios poder elegir al Papa adecuado

11 de marzo de 2013 00:00

Ciudad del Vaticano.- Cuando falta un día para que se encierren en cónclave, los cardenales electores oficiaron ayer misas en las iglesias romanas que tienen asignadas y todos imploraron al Espíritu Santo que "sepan elegir" al Pontífice que necesita la Iglesia, "que será el que Él quiera".

Así lo señaló el cardenal de Sevilla (España), Carlos Amigo Vallejo, que ofició misa en la Iglesia Nacional Española de Santiago y Montserrat, donde ante la pregunta de si ha llegado el momento de un Papa de América o África, afirmó que "Dios entiende todos los idiomas y conoce todos los colores de las caras", por lo que la procedencia no tiene importancia, será el que Dios quiera".

"El Papa no es un maravilloso tecnócrata. Es un pastor", agregó el franciscano Amigo, de 79 años, que señaló que la Iglesia siempre ha tenido dificultades y "tantísimos problemas", pero que siempre estará guiada por Dios, que "jamás dejará de sostenerla con sus brazos.

Amigo Vallejo dijo  que la Iglesia "no debe repetir los errores" en los que ha caído, "pero tampoco exagerarlos" y que no puede estar "apiadándose" de sí misma.

"La credibilidad de la Iglesia llega por las personas", subrayó el cardenal, que aseguró que a pesar de la secularización que recorre el mundo, "la Iglesia no está en retirada y tiene deseos de renovación". Asimismo destacó que la Iglesia "no se reinventa" en cada pontificado.

Sobre estos días de congregaciones de cardenales, preparatorias del cónclave, Amigo afirmó que ser elector del nuevo Papa supone "una gran responsabilidad" y que entre ellos hay “enorme paz; sabemos que Dios está con nosotros, nos acompaña y esto es una señal del Espíritu Santo". "No hay ningún tipo de angustia, sino  serenidad, paz y el deseo de buscar aquella persona que pueda servir mejor a la Iglesia". Sobre si espera un cónclave breve o largo, dijo que eso no se puede prever.

En esa misma línea se pronunció también el cardenal de Nueva York (EE.UU.), Timothy Dolan, considerado uno de los "papables", quien en la misa que ofició en la iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe, de Roma, dijo que eso no se sabe.

Sobre si será un cónclave breve o largo, el portavoz vaticano, Federico Lombardi, resaltó que los últimos cónclaves han durado dos, tres o cuatro días, es decir han sido breves. Un cónclave que durase muchos  días pondría en evidencia -subrayó- "una situación bloqueada, una falta de consenso, aunque no hay motivos para pensar  en esa situación".

El cardenal Angelo Scola, arzobispo de Milán (Italia) y considerado uno de los "papables" con más posibilidades, dijo en la misa que ofició en la basílica de los Santos Apóstoles de Roma que el próximo Pontífice debe seguir la horma de los últimos papas y tiene que ser "santo".

Contenido externo patrocinado