Cuenca derrochó humor y sátira con la Mascarada

Más de 80.000 personas se dieron cita en la avenida Huayna Cápac para disfrutar del concurso de alegorías, una vieja tradición entre los azuayos.
07 de enero de 2020 00:00

La Mascarada, una noche de disfraces y comparsas humorísticas tuvo gran acogida. Miles de ciudadanos llegaron hasta la avenida Huayna Cápac, en Cuenca, para participar y presenciar el espectáculo, organizado por el Amistad Club y la Unión de Periodistas del Azuay.

Este evento es una tradición que se acerca al medio siglo. En sus inicios el desfile humorístico recorría la calle Bolívar en pleno centro histórico de Cuenca y los participantes actuaban en dos oportunidades, “es decir, una en la tarde y otra en la noche”, recordó César Banegas, miembro de la Unión de Periodistas del Azuay.

“Pero tuvimos que abandonar este sitio porque se volvió demasiado estrecho” indicó y agregó que utilizaron también la avenida Fray Vicente Solano, pero no dio las garantías correspondientes para los espectadores.

Desde hace 10 años se organiza por la avenida Huayna Cápac que es una arteria de dos carriles y desde las 18:00 permaneció llena de ciudadanos que fueron a compartir el humor, creatividad y la sátira con las diferentes comparsas que se inscribieron previamente.

Fueron 30 los grupos institucionales o individuales los que desfilaron por la avenida hasta la media noche, para lo cual se contó con un contingente de guardias privados, policías, personal de Gestión de Riesgos, Bomberos, Cruz Roja y Guardia Ciudadana, que colaboraron con la organización.

En el desfile participaron instituciones como el Instituto American College, Universidad de Cuenca, Universidad del Azuay y Cooperativa de Ahorro y Crédito Jardín Azuayo, entre otros. Ellos concursaron en la categoría institucional, en comparsa y en individual.

Para su participación, la brigada de diseñadores de la Cooperativa Jardín Azuayo dio los toques a su obra titulada En mis Tiempos.

MascaradaPara llevar adelante este evento se unen estudiantes, empleados y la ciudadanía en general, que con humor recorren la avenida Huayna Cápac. Fernando Machado / El Telégrafo

Tres bloques, tres temáticas

En el sector de Milchichig, los creativos trabajaron en los tres bloques temáticos de su comparsa. Una chola cuencana gigante, con un huevo en una mano y un ramo de hierbas “para curar el espanto” en otra, abrió esta escenografía.

El segundo bloque llamado “los golosos” descubrió diseños de manzanas acarameladas, algodones de azúcar, espumillas y una funda de chifles gigante. Este refleja “las golosinas típicas”, explicó John Loayza, representante de los creativos. La mascarada finalizó con “los gritones”, bloque representado por los vendedores de gas, de periódicos y de escobas.

Loayza cuenta con 10 años de experiencia en elaborar alegorías. Ganó la Máscara de Oro en los años 2016 y 2017, como estudiante en la Universidad de Cuenca.

El Instituto American College participó con la comparsa titulada La venganza de los lerdín thanos, en la que plasmará la situación política del país fusionada con la saga de los “Avengers”.

La Unidad Educativa Particular “Corel” y el Colegio de Bachillerato Semipresencial “Bill Gates” formaron parte de esta coreografía. “Estuvieron en escena más de 800 personas en una misma comparsa entre docentes y estudiantes de tres instituciones”, señaló el American College en un comunicado.

“Cada vez existen más concursantes, no se ha perdido la tradición del 6 de enero”, dijo el presidente del Amistad Club, Luis Chiriboga.

Los estudiantes de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Cuenca, también formaron parte de este espectáculo. Su tema: “Desde el páramo, genios, malgenios y algo más”, sacó más de una de una carcajada a los asistentes.

Juan Pacheco, profesor de Bellas Artes dijo que en este trabajo se han involucrado estudiantes y maestros de esta Facultad, “Nuestra intención, más allá del premio, es dar espectáculo a las miles de personas que esperan este 6 de enero”, explicó.

El tema de la Universidad de Cuenca estuvo dirigido a los hechos registrados en octubre y el levantamiento indígena. “Hemos trabajado casi medio año, con los diseños y con todas las obras”, en cambio indicó César Patiño. Esta comparsa tuvo la participación de más de 400 estudiantes que recorrieron las 10 cuadras aproximadamente.

Los organizadores entregarán $ 12.500 en premios para los triunfadores, dinero que es otorgado por la Municipalidad a través de una Ordenanza especial para incentivar las tradiciones, la creatividad y el arte. (I)

La Universidad de Cuenca ha sido una de las instituciones con mayor participación en este evento donde los cuencanos derrochan risas y creatividad.
Foto: Fernando Machado / El Telégrafo
Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:

Contenido externo patrocinado