Cuenca trabaja en una ruta turística de los murales

Tres grandes pinturas se levantan en la ciudad. Dos están en el mercado 10 de Agosto y una en la av. 12 de Abril. En otros puntos se armarán imágenes similares.
25 de noviembre de 2019 00:00

Al caminar por la calle Larga, a la altura del mercado 10 de Agosto de Cuenca, hay una razón para detenerse por unos momentos y observar los dos grandes murales pintados.

Igual sucede en la avenida 12 de Abril y Solano, donde un mural de 60 metros cuadrados llama la atención de los transeúntes. “Ojalá que en Cuenca se hagan muchos de estos lindos murales”, indica Joaquín Toral, un habitante que no está de acuerdo con los grafitis que se pintan en varios sectores de la ciudad, en especial en la parte baja.

“Ver al colegio Benigno Malo pintarrajeado, ver las casas patrimoniales con garabatos que no contribuyen al cuidado de la ciudad, da pena”, manifiesta el ciudadano. Él hizo un llamado a las autoridades a dialogar con los grupos que “manchan” las paredes, para que en el futuro puedan integrarse y mejorar la imagen de Cuenca.

En el mercado 10 de Agosto, el artista francés “The Semor” y el artista cuencano “Mathiz Skills” entregaron en septiembre de 2019, dos murales en el marco de la segunda edición del Festival de Culturas Urbanas organizado por la Alianza Francesa de Cuenca.

Según Thibault De Lucas, encargado del área cultural de la Alianza Francesa, el objetivo es reunir y conocer a los artistas que practican este arte en la ciudad.

“The Semor” visitó Cuenca en 2018 y conoció un poco de la cultura de la ciudad. Estuvo en contacto con las personas de la Alianza Francesa, que le informaron más detalles de la zona en la que se ubica el mercado, como el tráfico, la comida, etc.

Él plasmó, también, en la pared la Catedral de la Inmaculada, rodeada de viviendas, vehículos, comida, entre otros elementos.
Mientras tanto, en la avenida 12 de Abril un mural de 60 metros cuadrados cubre la pared de un edificio.

Los habitantes de este condominio dieron el permiso para que Marcelo Guamán y un grupo de jóvenes dedicados al arte pinten alegorías cuencanas.

Guamán es arquitecto de profesión y muralista por afición. Dice que el mural levantado en el complejo habitacional se llama “Esta es mi ciudad”, en el que se reflejan los sitios de atracción que tiene la urbe morlaca.

“Represento también una vida en comunidad, como es la cuencana. También hay un manejo de las perspectivas para que la gente se introduzca en el dibujo. Además se aprovechó el recurso que existe, como son las ventanas del inmueble”, explica el autor de este arte.

Para el muralista fueron cuatro días intensos de trabajo, pero comenta que la obra le tomó más tiempo en los preparativos. “El trabajo es hecho con aerosol, por lo tanto había que tener permisos porque la ciudadanía cree que estamos manchando las paredes”.

“El pintar es llegar a la inmortalidad, si uno muere quedarán las obras”, acota Guamán, mientras los transeúntes miraban el terminado del mural.

Atractivo turístico

La idea de los miembros de la Dirección de Cultura de la Municipalidad de Cuenca no es quedarse solo en el hecho de que se levanten pinturas en las fachadas de las viviendas o en cerramientos de la ciudad. Va más allá. Así lo indica Boris Banegas Abad, coordinador del espacio público de esta dependencia.

Banegas expresa que hay que proyectarse para en el futuro tener una ruta de los murales en la ciudad. “Ya tenemos dos grandes, pero anteriormente ya se hicieron en barrios y parroquias, en estas últimas estamos trabajando con el grupo Rural Fest”, manifiesta el funcionario.

La idea es, según él, tener la ruta de los murales “para que los visitantes, a pie o en carro, puedan conocerlos. Hay una planificación para el 2020. Recordemos que Cuenca celebrará el próximo año 2020 su bicentenario”, dice. (I)

Contenido externo patrocinado