La Cruz Roja necesita alianzas frente al covid

Una alianza con Nestlé permitió al organismo humanitario asegurar a 1.495 voluntarios. La CRE continuó en la pandemia sus labores habituales.
18 de julio de 2020 00:00

Las redes sociales de la Cruz Roja Ecuatoriana (CRE) se han atestado durante la pandemia. Cada mes este organismo recibió entre 500 y 1.000 mensajes con solicitudes de ayuda. Muchos de quienes envían un SOS lo hacen incluso por situación alimentaria, y no solo por demanda de atención sanitaria.

La CRE, presente en Ecuador desde 1910, ha tenido un papel importante para mitigar el covid-19. Ellos, a más de su labor habitual, han realizado pruebas rápidas para la detección del virus, distribuyeron kits de alimentos e inauguraron un centro de triaje respiratorio en San Antonio de Pichincha. Próximamente se disponen a abrir uno en Guamaní y otro en Guayaquil, para descongestionar el sistema de salud y evitar su colapso.

Actualmente tienen a disposición de la emergencia un total de 21 ambulancias y cuentan con 7.000 voluntarios a nivel nacional.

En el país, este organismo humanitario internacional destina $ 3 millones; sin embargo, se ejecutan $ 5 millones en total.

Gracias a un convenio internacional entre la Cruz Roja, la Media Luna Roja y Nestlé, que aportó $ 10 millones a la Cruz Roja Ecuatoriana, llegaron $ 150.000 en efectivo. “Esto lo hemos invertido en equipos de protección y otra parte en seguros para 1.495 voluntarios”, señaló a EL TELÉGRAFO Tatiana Moreno, quien es gerenta de Áreas Esenciales de la CRE.

La funcionaria, sin embargo, está preocupada por la necesidad de recursos que tienen en la pandemia.

Los fondos donados, si bien solventan momentáneamente la situación hasta septiembre, aproximadamente, tienen un límite en el tiempo. Tampoco la CRE recibe recursos del Estado, sino del organismo internacional.

Habilitar con todas las medidas de bioseguridad al personal médico y paramédico que va a bordo de la ambulancia cuesta $ 54 por cada uno.

“Esos insumos hay que botar cada vez que hacemos una atención en un servicio; además, hay que desinfectar toda la ambulancia y se queda para airearse dos horas para que pueda volver a insertarse a los servicios”.

Moreno precisa que en el caso de las ambulancias, cuesta $ 30.000 mensuales mantenerlas funcionando, una cifra que era la mitad      ($ 15.000) antes de la pandemia, esto sin descuidar en la emergencia la recopilación de pintas de sangre a domicilio, la atención a los migrantes en las fronteras y en 11 puntos del país y la continuidad del programa Amigos de la Calle, que da atención a 1.500  deambulantes, así como las donaciones a 22 albergues.

Para la CRE son importantes las alianzas con instituciones públicas y privadas. Como ejemplo, en el país está en marcha la iniciativa de la pizzería El Hornero, que ofrece una promoción que permite activar un seguro para un voluntario. (I)

Nestlé ratifica compromiso social
Alrededor de 21 toneladas de alimentos ha entregado Nestlé de un total de 150 toneladas previstas.

“Tenemos más o menos calculado con este aporte estamos llegando a 26.000 personas”; dijo Christian Guerrero, director de Comunicaciones y Asuntos Corporativos de Nestlé en el país.

El funcionario precisó que, como parte de su compromiso social, se entregaron 10.000 insumos y equipos de protección médica en más de 17 hospitales y 14 toneladas de alimentos para mascotas. (I)

Contenido externo patrocinado